La PGR tenía denuncias por empresas ‘fantasma’ en Veracruz desde 2014

1370015

 

Desde el año 2014, la Procuraduría General de la República (PGR) recibió una denuncia penal en contra de ocho empresas “fantasma” que cobraron recursos públicos millonarios de la Secretaría de Salud y Asistencia de Veracruz sin entregar obras y servicios a Centros de Salud, muchos de ellos asentados en zonas de alta marginación.

De acuerdo con documentos oficiales, la querella quedó asentada bajo el número de averiguación previa 231/2014 y con la Causa Penal 19/2014, en las cuales se reveló que esas empresas cobraron siete millones 488 mil pesos de manera irregular.

Los hechos fueron detectados por el ex secretario de Salud estatal, Juan Antonio Nemi Dib, quien instruyó al apoderado legal del Organismo Público Descentralizado Servicios de Salud para denunciar.

Las empresas “vendieron” al gobierno de Javier Duarte de Ochoa mantenimiento preventivo y correctivo de instalaciones, materiales para construcción e insumos no médicos, pero al hacer una revisión jamás entregaron o realizaron lo prometido, aunque cobraron los recursos.

Pero además, en las auditorías internas a las empresas se detectó que “no se encuentran ubicadas en los domicilios señalados en las facturas que expidieron al respecto”, según se desprende de la averiguación previa.

Cada una de las adquisiciones o servicios de mantenimiento relacionadas con el pago de las ocho empresas contaban con un “dictamen de justificación por adjudicación directa” signados por Venustiano Martínez Castillo, Jefe de la Jurisdicción Sanitaria Número V; por Jorge Alberto Rodríguez Herrera Administrador de dicha jurisdicción; y por René Luna Falfan, encargado del área de Mantenimiento.

El caso también fue denunciado ante la Contraloría General del Estado, dependencia estatal que la recibió el 11 de julio del 2014 a las 12:20 horas del día, revela el sello oficial.

Fue el secretario de Salud, Juan Antonio Nemi Dib, quien estuvo en el cargo del 2 de marzo del 2013 al 2 de octubre del 2014, que detectó las irregularidades con las empresas fantasmas que obtuvieron contratos en años pasados, por lo que se denunciaron ante un agente del Ministerio Público Federal.

El funcionario ordenó al apoderado legal del Organismo Público Descentralizado Servicios de Salud de Veracruz presentar las denuncias por “hechos posiblemente delictuosos”, pues había un presunto daño patrimonial de siete millones 488 mil pesos cometido antes de que llegara al cargo.

Se descubrió que quien autorizó esos pagos y compras fue el Director de Administración y Finanzas del Sector Salud, Ricardo Sandoval Aguilar, el cual fue destituido del cargo, pero luego reinstalado por Duarte de Ochoa cuando despidió al Secretario de Salud quien denunció los hechos.

El dinero pagado a esas empresas provenía del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (Fassa 2012), cuya partida presupuestal obedece al impulso del desarrollo social, al abatimiento de los niveles de pobreza y la disminución de la desigualdad.

Los trabajos o el material descritos en las facturas que cobraron no fueron localizados o entregados en 32 Centros de Salud distribuidos a lo largo y ancho del territorio veracruzano, incluida Xalapa, la capital de Veracruz.

Las empresas jamás beneficiaron a los centros de salud de las localidades de Acatlán, Altotonga, Apazapan, El Espinal, El Escobillo, Jalcomulco, Las Minas, Los Altos, Miahuatlán, Monte Grande, Ohuapan, San Pablo Coapan, Tonayán, Xico Viejo, Coatepec,  Chavarrillo, Chicuasen, Dos Ríos, Jilotepec, Otates, Banderilla, Actopan, Adolfo Moreno,  El Triunfo, Piedra Parada, Xico, Acocota y Landaco.

De la ciudad de Xalapa, los insumos u obras tampoco llegaron a los centros de salud de Arroyo Blanco, Revolución, Gastón Melo y José Maraboto Carreón.

En la querella se presentaron todas las facturas los cheques pagados y las copias de las pólizas.

Las investigaciones realizadas al interior de dicha dependencia, localizaron ocho empresas fantasmas involucradas en este fraude en el sector salud de Veracruz.

Se trata de Javier León Oliveros y /o Comercializadora del Golfo que cobró 177 mil pesos.

Alfredo Maldonado Hernández y/o Comercializadora México y Constructora Maldonado con facturas cobradas por un millón 889 mil pesos;  Alberto Turin Portilla del Ángel Constructora y Consultoría Turin y/o Comercializadora del Ángel con cheques por un millón 698 mil pesos.

Así como Enrique Alarcón Sánchez y/o Materiales para la Construcción Alarsan con facturas por 537 mil pesos; Enrique Morales Mejía y/o Grupo Morales con 680 mil pesos; Francisco Oliveros Martínez y/o Corporativo Empresarial Olima con facturas por 902 mil pesos.

Además de Juan Carlos León Blanco y/o Constructora & Consultoría con cheques cobrados por un millón; y Mario Isaac Luis Herrera Escudero y/o Pelicano con facturas cobradas por 588 mil pesos.

Mira esto

Por robo de su maquinaria y de amenazas, Empresa abandona trabajos de demolición en Morelos

  Sedatu informó a damnificados del sismo en Puente Ixtla, Morelos que a  la Empresa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *