A 59 años de la muerte del muralista Diego Rivera

diego_rivera_portada_460x290

 

Hoy se cumple un año más de la perdida de uno de los máximos representantes del muralismo mexicano, él gran Diego Rivera, una figura fundamental en la historia del arte que durante el siglo XX logró posicionarse en la cumbre más alta del arte plástico, gracias a su técnica, la manera única en que se aproximaba al arte y el modo sutil que tenía de introducir temas políticos, sociales y económicos en algunas de sus pinturas.

 

Nació en Guanajuato el 8 de diciembre de 1886 con el nombre de Diego María de la Concepción Juan Nepomuceno Estanislao de Rivera y Barrientos Acosta y Rodríguez.

 

 

Con apenas 10 años empezó su educación artística en la Academia de San Carlos en la CDMX, EN 1905 Y 1907 recibió dos pensiones que utilizó para viajar a Europa y continuar con sus estudios artísticos.

 

Otros de los países donde vivió fueron: Ecuador, Bolivia, Argentina, Francia y España donde conoció a Picasso.

 

A su regresó a México en 1921 comenzó su trabajo en el muralismo junto a José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y Rufino Tamayo, impulsados por José Vasconcelos.

 

En el anfiteatro de la Escuela Nacional Preparatoria se encuentra su primer mural “La Creación”, donde narra la formación de la raza mexicana, con este primer trabajo comenzó a destacarse en el muralismo latinoamericano.

 

 

En 1922 realizó su mural en el edificio de la Secretaria de Educación Pública, después el de Palacio de Cortés en Cuernavaca y de 1929 a 1935 creó uno de sus trabajos más ambiciosos en Palacio Nacional, que narra la historia del país desde los aztecas hasta el siglo XX.

 

Tenía pensamientos comunistas que le trajeron problemas al momento de realizar su trabajo, en 1933, Nelson Rockefeller le encargó un mural para uno de los edificios del Rockefeller Center, Diego Rivera incluyó en el mural “El Hombre controlador del universo”, el rostro de Lenin, por lo que fue destruido pero él pintó el mismo mural en el Palacio de Bellas Artes en la CDMX.

 

 

“Sueño de una tarde dominical en la Alameda”, “La Universidad, la familia mexicana, la paz y la juventud deportista”, “Unión Pan Americana”, “Zapata”, “Desnudo con Alcatraces”, “Atardecer en Acapulco” sólo son algunas de sus más importantes obras.

 

También es recordado por sus relaciones amorosas pero la más destacada es su matrimonio con Frida Kahlo, catalogada como una relación tormentosa que influyo de una manera muy marcada en el trabajo e Rivera.

 

El 24 de noviembre perdió la lucha contra el cáncer a los 71 años de edad.

Mira esto

Aceptación al ajuste del portafolio de productos del Infonavit: Penchyna

  “A partir del año pasado los derechohabientes accedieron, por primera vez en 45 años, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *