Un tercio de nuevos empleos, abajo de 4 mil 382 pesos

 

Al cierre del año pasado, Jalisco registró la mayor cifra en generación de empleo en la última década, con 89 mil 188 nuevos espacios que lo colocaron en el segundo lugar nacional, sólo por debajo de la Ciudad de México. El problema es que uno de cada tres empleos (32%) percibe entre uno y dos salarios mínimos diarios: de los dos mil 191 a los cuatro mil 382 pesos mensuales.

Mientras José Palacios Jiménez, secretario de Desarrollo Económico en el Estado, remarca que el Gobierno trabaja en materia de capacitación para que las personas estén más preparadas y obtengan mejores empleos, la dinámica del mercado laboral denota un contundente desplazamiento de los trabajadores con salarios más altos hacia abajo.

El número de personas que gana más de cinco salarios mínimos se redujo entre 2007 y 2016: pasaron de 364 mil a 243 mil jaliscienses. Por su parte, la población que recibió entre uno y dos salarios mínimos aumentó de 693 mil a un millón 169.

Lo anterior significa que la población trabajadora se concentra cada vez más en los niveles de salario más bajos. Por eso, las cúpulas empresariales lanzan un llamado para incrementar el salario mínimo con el fin de reducir la precariedad laboral.

El presidente de la Coparmex, José Medina Mora, propone dar un aumento al salario mínimo diario de 13.31 pesos, para que se ubique en 89.35. Con ello se cumpliría con lo necesario para tener el mínimo nivel de bienestar de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). El llamado es a las empresas, “tenemos la responsabilidad de subir los salarios si queremos fortalecer el mercado interno”. Aceptó que el incremento en la productividad no se ha visto reflejado en un alza salarial, “debería alcanzar por lo menos para comprar la canasta básica”.

Daniel Curiel, coordinador del Consejo de Cámaras Industriales, coincide: “El salario mínimo debería estar hoy, por lo menos, en los 100 pesos… y deberíamos elevarlo al doble para que llegue a los 160”. La consecuencia directa es que si se incrementa, los trabajadores tendrán mejores condiciones de vida al jubilarse.

Por su parte, el economista Marco Antonio Corona Durán, de la UdeG, sugiere aumentar el salario mínimo entre 15% y 20%, “sería un incremento realista considerando el escenario de incertidumbre que enfrentan los empresarios con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos”.

Mira esto

Para cambiar nombre a la Alianza “Meade ciudadano por México”, el INE da plazo de 10 días

  La Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE decidió que en los próximos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *