“La violaban mientras paría”: el infierno de las latinas prostituidas en Londres

 

Eran las 11:00 de la mañana cuando Yenny atendió el teléfono. “El policía me dijo que habían encontrado a una mujer en una casa y que tenía heridas muy graves, que estaba muy maltratada”.

El policía dijo que era una persona que vinculada a la prostitución.

“Está muy alterada, está gritando”, agregó. “Habla un idioma que no entendemos, quizás es portugués. ¿Pueden venir por favor?”.

Yenny, que trabajaba en una organización no gubernamental que apoya a mujeres latinoamericanas en Reino Unido, le pidió a una compañera de habla portuguesa que la acompañara.

Cuando se acercaron a la mujer en la estación de policía, su compañera le dijo: “Não se preocupe, estamos aqui para te ajudar. Não tenha medo”.

La mujer, muy angustiada, dijo algo en español.

“De inmediato le dije: ‘Tranquila, tranquila. Te vamos a ayudar. No tengas miedo'”, cuenta Yenny.

Yenny Aude es ahora la directora de LAWA (Latin American Women’s Aid), la organización a la que la policía llamó hace cinco años para pedir ayuda con ese caso.

“Las fotos que vi de cómo la hallaron eran absolutamente perturbadoras”, cuenta Yenny a la BBC de Londres.

“Cuando llegó la policía, la encontraron colgada: así era como la violaban y así fue como abortó. Estaba siendo violada mientras estaba pariendo. Estaba desangrada”.

La mujer había salido de Colombia rumbo a España con la intención de trabajar. Pero fue engañada y cuando llegó, le quitaron sus documentos y la forzaron a prostituirse por “unos años”.

“Cuando hablé con ella la primera vez, le pregunté si sabía dónde estaba y me dijo: ‘¿En España?’. En ese momento no recordaba cómo la habían trasladado a Londres”.

La mujer fue llevada al refugio que LAWA tiene para latinoamericanas que son víctimas de violencia de género en Inglaterra. Es el único de su tipo en Europa.

Pasaron meses de terapias psicológicas y de mucho apoyo emocional para que esa joven de 26 años contara su historia.

La mujer dijo que fue llevada a varias casas pero que no sabía dónde estaban porque nunca la dejaban salir. Siempre la trasladaban en automóvil.

En esa casa, explicó la mujer, sus captores empezaron a sacar a las otras jóvenes, hasta que ella se quedó sola. Le siguieron metiendo hombres para abusar de ella, incluso mientras estaba embarazada.

Posteriormente, al conocer los detalles del caso, Aude supo que los vecinos habían denunciado que escuchaban gritos de una mujer y creían que venían de esa casa. Pero cuando la policía se acercaba, no se oía nada y cuando los agentes tocaban la puerta, nadie salía.

Sin embargo, los gritos persistentes y desesperados de la mujer cuando fue violada mientras estaba en trabajo de parto y cuando perdió al bebé fueron los que finalmente llevaron a encontrarla.

“Ya llegaste”, fueron las primeras palabras de su pariente cuando la vio. “Ahora te toca pagarme todo lo que gasté en ti. Te va a tocar empezar a trabajar. Vas a hacer todo lo que yo te diga. Estás en mis manos”.

Ana se asustó mucho, no entendía. Dijo que se contuvo para no llorar.

Su prima intercambió unas palabras en inglés con el hombre que la había llevado hasta allá. Él le entregó todos los documentos de la joven y se fue.

“De pronto, del baño salieron cuatro chicas y se sentaron con nosotras. Mi prima sacó unos teléfonos y una libreta y los puso sobre la mesa. Era como si todo hubiese estado escondido”.

“Las chicas estaban en sujetador y bikini, con vestiditos muy transparentes, muy maquilladas y con tacones bien altos”.

“Pensé: ‘¡Dios ¿qué es esto?!’ y empecé a temblar”.

“Le pregunté a mi prima: ¿Qué pasa?”

“Y me dijo: ‘En esto es en lo que vas a trabajar’. Y le dije: ‘Yo no voy a trabajar en esto’. Pero me respondió: ‘En esto vas a trabajar hasta que termines de pagar la deuda que tienes conmigo, hasta que pagues el último centavo que pagué por ti'”.

Ana no aguantó más y explotó en llanto.

Su prima la encerró en una habitación con las otras jóvenes, quienes trataban de tranquilizarla.

“Recuerdo que me habían dicho que eran de Bolivia, Colombia, México y Venezuela y que tenían entre 19 y 24 años”.

Mira esto

Mujer acusa a Bush padre de tocarla cuando era presidente

  Una mujer del Estado de Michigan acusó al ex presidente de Estados Unidos (EU), …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *