Corrupción con desvio de recursos en Tuzobus

Corrupción con desvío de recursos ocurre al interior de la empresa Corredor Felipe Ángeles Sociedad Anónima Promotora de Inversión (SAPI), que maneja al Tuzobús, denunciaron accionistas minoritarios de la empresa.

El accionista Juan Carlos Espíndola, en representación de sus homólogos aseguró que  interpondra una denuncia, ya que tienen los elementos legales para iniciar una carpeta de investigación por esas irregularidades.

Quien administra y opera la empresa es la familia Gutiérrez, quienes al ser mayoría han cometido desvíos, aseguran los accionistas minoritarios al denunciar irregularidades del consejo de administración del organismo.

En total son 501 accionistas y  solicitaron al Sistema Integrado de Transporte Masivo de Hidalgo (Sitmah) hacer una auditoría a la empresa.

En una  reunión, los inconformes dialogaron afuera de las instalaciones del Sitmah del Tuzobús, donde acordaron algunas acciones a seguir debido a las irregularidades presentadas durante la renovación.

Entre otras anomalías detectadas fueron la convocatoria para la renovación, ya que debieron nombrar a un consejo de elección; pero no lo hubo, y el mismo comité saliente fue el que llevó este proceso.

Además, no realizaron el registro de asistencia por parte de quien actualmente administra; no obstante, a los accionistas minoritarios les hicieron una supervisión minuciosa y suspensión de cada uno de los documentos.

Otra situación que generó intranquilidad fue que el presidente del consejo de SAPI estaba acompañado por personas armadas, “una situación que denota que se pone en riesgo la integridad física de cada uno de los accionistas. Desconocemos porqué el señor Joaquín invita a personas ajenas, cuando es una asamblea única y exclusivamente de accionistas, no de personas externas, además armadas”, externó el accionista Juan Carlos Espíndola.

Mira esto

Inconformes por falta de agua potable en El Arenal, cierran carretera

  Los inconformes dijeron que llevan más de 20 días sin el servicio, bajo el argumento …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *