El TLC se tambalea; Estados Unidos se endurece

Es incierto el futuro del Tratado de Libre Comercio (TLC), porque Estados Unidos está en una posición intransigente y Canadá no coincide del todo con México, de acuerdo con la senadora Dolores Padierna, quien refirió ayer la información que les dio a conocer el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

Vía telefónica desde Washington, Padierna, parte del grupo que acompaña al equipo de negociadores, relató que Guajardo les explicó que “la negociación con EU es de enfrentamiento, es difícil y no hay nada seguro”.

Detalló que el gobierno de Trump, que ayer propuso medidas contra la corrupción, exige otros puntos que sí son imposibles para México, como impedir que se compren materias primas a naciones ajenas al acuerdo trilateral, con lo cual no podrá adquirirse ni hilos a otros países.

También dijo que Guajardo les mencionó que México y Canadá hicieron un frente en materia laboral para arrinconar a EU, sin buenos resultados.

Juan Pablo Castañón, presidente del grupo empresarial que también está con los negociadores, dijo que impulsan una agenda que propicie mayor comercio, pero que rechace homologar salarios, como pide EU.

Aclaró que, junto con sus pares de EU y Canadá, defenderán que el sector automotriz se quede como está.

En materia agropecuaria, la investigadora de la UNAM Blanca Rubio propuso que dicho sector sea retirado del TLC.

Legisladores que acompañan a la delegación mexicana afirman que la primera reunión fue complicada; Guajardo asevera que Estados Unidos está en un plan intransigente.

La posición irreductible de Estados Unidos coloca en una situación difícil el futuro del Tratado de Libre Comercio, porque planteó al menos cinco puntos que no son transitables para México, como el contenido nacional en las reglas de origen y la eliminación de los mecanismos de solución de controversias, explicó el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, a la delegación de senadores que acompañan a la delegación.

Dolores Padierna, coordinadora de los senadores del PRD e integrante del grupo de senadores que acompaña al equipo de negociadores, informó que el secretario de Economía les planteó que la posición de saque de EU coloca en una situación difícil al grupo negociador.

“La primera reunión fue una negociación sumamente complicada, que se mueve en el ámbito trilateral y bilateral, donde en el ámbito trilateral a veces Canadá apoya, no del todo, y más bien la negociación bilateral con Estados Unidos es de enfrentamiento; es de confrontación y es una situación difícil”, dijo.

Entrevistada vía telefónica, la legisladora federal informó desde Washington que Ildefonso Guajardo les dio un informe detallado de las mesas instaladas para la negociación y las posiciones en cada una de ellas, donde Estados Unidos ha mostrado una posición de confrontación y eso hace difícil la negociación.

Precisó que, por ejemplo, en el contenido nacional para las reglas de origen, Estados Unidos quiere impedir que México y Canadá compren materias primas a naciones ajenas al acuerdo trilateral, con lo cual México no podrá comprar ni hilos a otras naciones.

“Prohibirle a los textileros mexicanos o a los productores de ropa de México, a las marcas mexicanas de ropa, imponerles esta fórmula, sería ponerlos en la elevación de costos, porque México está importando insumos, materia prima, hilo, seda y telas de otros países”, precisó la perredista.

Detalló que Ildefonso Guajardo les explicó a los senadores seis aspectos de preocupación que Estados Unidos planteó en la primera ronda de negociaciones: reglas de contenido nacional, eliminación del capítulo de resolución de controversias, propiedad intelectual protegida totalmente durante 12 años, reglas de origen para industria textil.

“Él (Ildefonso Guajardo) decía que estamos en tiempos muy difíciles, que el reto que tenemos en esta negociación es muy grande; se juega mucho en estas negociaciones y nos pedían al Legislativo estar junto a él. Él no quiere jugar a medias en solitario es una negociación de cuánto, no superficial, es una negociación real y necesitamos de todos.

“Habló de que no va a ser fácil esta negociación, que Estados Unidos está en un plan intransigente y no hay nada seguro, la moneda ya está en el aire; cada quien llega con sus documentos, no hay un acuerdo discutido; no hay preacuerdo; no hay con antelación acuerdos que pudieran ellos ver cierta certidumbre, se avanzó en esos temas”, relató.

También dijo que el secretario de Economía les informó que México y Canadá “en el tema laboral hicieron un frente para arrinconar a EU, para obligarlo a que se comprometa a firmar los instrumentos internacionales; en particular el acuerdo 169, de la Organización Internacional de Trabajo”, pero no tuvieron el resultado que esperaban.

Añadió que si la situación trilateral es poco alentadora, “en la mesa bilateral México-Estados Unidos las cosas están peor; las posiciones están muy confrontadas, porque se busca que México acceda a la solución de controversias”.

La priista Marcela Guerra explicó que si bien la posición de inicio en la primera ronda ha sido difícil, por parte de EU, existe talento en los negociadores para considerar que hay espacio de entendimiento.

Mira esto

Organizaciones civiles celebran que la Suprema Corte mande a regular gasto de publicidad gubernamental

PEN Internacional, PEN México y PEN San Miguel de Allende celebraron el fallo de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *