Empeora la inseguridad en el país con respecto a la guerra contra el narcotrafico

En materia de seguridad, este año no ha sido bueno para México: incrementó la desconfianza en los cuerpos policiales, disminuyó la percepción de seguridad, e incluso ahora es más fácil conseguir un arma de fuego.

Así lo aseguraron Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky, y Juan Francisco Torres Landa, secretario general de la fundación México Unido Contra la Delincuencia (MUCD).

Esta tarde, en el Club de Empresarios, la dupla de organizaciones dio a conocer los resultados de la décimo séptima Encuesta Nacional sobre Percepción de Seguridad Ciudadana en México, que se levanta desde hace diez años.

De ésta se concluyó que “México ha tocado fondo” en materia de seguridad, pues son cuatro los datos que respecto de los años anteriores reflejan la situación en la que se encuentra actualmente el país.

Este año se registró el porcentaje más bajo de mexicanos que mencionaron sentirse satisfechos con la seguridad, con 15%, pues uno de cada cuatro reportó haber sido víctima directa o a través de algún familiar de un delito.

La región centro concentró el número más alto de víctimas en los últimos tres meses, con 30.7%. Mientras que los estados en que se reportaron más víctimas de ilícitos destacan al Estado de México (con 47 mil 348), Baja California (39 mil 886) y Ciudad de México (36 mil 10).

El segundo punto que destacaron en conferencia de prensa es que 52% de los encuestados dijo sentir miedo a ser víctima principalmente de los delitos de robo (en cualquier modalidad) y secuestro.

Ante esta afectación, los mexicanos han optado por dejar de portar dinero en efectivo (69%) y de visitar a familiares (23%).

“Estos cambios nos hablan ya de un rompimiento en el tejido social, es cuando las personas ya ven afectados sus lazos”, explicó Roy Campos.

El tercer dato se refiere a que, pese a que la mitad de la ciudadanía reporta la presencia de más elementos de seguridad, la misma no se refleja directamente con la reducción de la sensación de temor de ser víctima del delito.

Finalmente, una de cada cuatro personas consideró que es más fácil conseguir un arma de fuego en el país. “Datos que no nos sorprenden, pues la encuesta señala que, en 43.1% de los casos de delito, el delincuente portaba un arma”.

 

Al respecto, Roy Campos y Juan Francisco Torres Landa calificaron de “preocupantes” los resultados.

“Parece que a nuestra clase política le es imposible tener altura de miras para tomar decisiones estratégicas. Únicamente le preocupan los efectos electorales y, como efecto de esto, sus decisiones son a corto plazo”, sostuvo Torres Landa.

Los ponentes consideraron necesario atender al menos seis frentes para mejorar esta situación: trabajar en una Fiscalía General de la República que sirva; orientar un Estado que pueda brindar seguridad sin guerra y sin el Ejército en las calles; insistir en una reforma al sistema de justicia y capacitar a los cuerpos policiales.

“Es momento de que las autoridades hagan frente a las realidades y problemas”, emplazaron.

Ambos reiteraron que insistirán en el tema de seguridad aun en los próximos comicios de 2018.

 

Mira esto

PRD dispuestos a abrir 30% de candidaturas a ciudadanos para el Frente Amplio por México

El PRD propondrá al Frente Ciudadano por México que 30 por ciento de sus candidaturas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *