Proliferan rastros clandestinos en Tula

Debido a la existencia de rastros clandestinos o de traspatio la carne que se vende en el municipio de Tula carece de calidad y control por parte de las autorides para que pueda ser vendida al público reconoció Perla Altamirano Cardoso directora del Centro de Sacrificio Animal de Tula (Cedsa).

Señaló que la proliferación  de rastros clandestinos se debe a que algunas personas que crian pollos, cerdos y reces en sus patios también se dedican al sacrificio de estos animales y venta de carne lo cual no es controlado por las autoridades sanitarias.

“Hace falta legislación en la materia porque que aunque se lleva un estricto control de la carne que sale del rastro de Tula es insuficiente como para garantizar la calidad de toda la carne que se distribuye en la demarcación”, dijo la funcionaria.

Asimismo confesó que en Tula se han detectado centros de matanza clandestinos en las comunidades de Santa Ana Ahuehuepan, Xochitlán de las Flores, Carranza y la cabecera municipal, “además abona a la problemática que Tlahuelilpan surte de carne a Tula y allá no hay rastro ni control”.

Dijo que una de las acciones que se han efectuado por parte de la dirección que encabeza es la revisión aleatoria de 75 carnicerías de la zona urbana y que se encontraron con que efectivamente se expenden cárnicos sin sello, lo que quiere decir que su calidad y procedencia es dudosa.

Sostuvo que las carnicerías visitadas se localizan en las colonias Barrio Alto, Iturbe y tianguis municipal, y que aunque detectaron irregularidades no pudieron decomisar el producto porque no tienen facultades para tal efecto, pero que reportaron a la Secretaría de Salud (SSH).

Mira esto

Inconformes por falta de agua potable en El Arenal, cierran carretera

  Los inconformes dijeron que llevan más de 20 días sin el servicio, bajo el argumento …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *